Los graves problemas que causa beber más agua de la cuenta

Estemos o no haciendo dieta, es muy común escuchar lo saludable y beneficioso que es beber entre uno y dos litros de agua al día. Tal grado de convencimiento ha llevado a que a diario nos topemos –cuando no somos nosotros mismos los protagonistas de la escena– con el paseíllo botella en mano para rellenarla de agua al menos dos o tres veces al día. Hábito que podría ser un grave error.

Ampliar noticia...

Agua, alimento de la vida

Aunque no podamos vivir sólo de agua, sin ella no podemos vivir. El conocimiento sobre las propiedades de este alimento líquido ha mejorado en los últimos 15 a 20 años al aumentar el interés entre la comunidad científica por conocer un poco mejor este elemento fundamental de la dieta humana.

Ampliar noticia...

La cantidad y calidad del agua en la etapa infantil tiene la «misma importancia» que la alimentación equilibrada

La cantidad y calidad del agua en la etapa infantil tiene la «misma importancia» que la alimentación equilibrada y saludable, según ha informado el presidente del comité científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), Javier Aranceta, en una ponencia sobre hidratación y salud en el niño, patrocinada por Solán de Cabras y celebrada en el 28º congreso de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap).

Ampliar noticia...

Beber agua durante las comidas ¿engorda o adelgaza?

La trasmisión de los mitos de la alimentación funciona de la misma manera que las leyendas urbanas, un rumor empieza a pasar de boca a boca, se tergiversa y acaba conformando una realidad que damos por buena aunque no sea tal. En el libro Comer o no comer. Falsedades y mitos en la alimentación (Planeta), el periodista Antonio Ortí, al que entrevistamos en su día, y las expertas en nutrición Ana Palencia y Raquel Bernacer exploran diversas creencias erróneas sobre la nutrición. En el capítulo que reproducimos a continuación, los autores explican qué papel juega el agua en nuestra dieta y por qué, no tiene ningún sentido que le atribuyamos propiedades adelganzantes o engordantes.

Ampliar noticia...
Subscribirse a nuestro canal RSS