Thursday, 26 February 2015 00:00

Los 10 malos hábitos en la nutrición familiar

Autor 
Puntue este artículo
(0 votos)

Conseguir que los más pequeños de la casa coman de forma saludable supone más de un quebradero de cabeza para muchos padres. Más allá de las prisas del día a día, los productos precocinados y los envases monodosis la alimentación familiar parece haberse convertido en una asignatura pendiente para muchos hogares.

Según explica a Infosalus Susana Domínguez, autora de 'Qué cómo y por qué. Nueve claves para una alimentación familiar saludable' (RBA, 2014), antes de pensar en lo que supone la educación alimentaria de los hijos hay que plantearse si nosotros mismos adoptamos una práctica alimentaria consciente, coherente y consistente. "De todos es sabido que los niños aprenden imitando comportamientos más que escuchando razonamientos".

"En general, los niños no precisan una alimentación 'especial' o diferente, sino patrones de alimentación familiar estables y sensatos para aprender mientras crecen", aclara. Para Domínguez, pediatra de Atención Primaria del Baix Llobregat, el escenario que ofrecen los supermercados o la explosiva difusión de la comida rápida ('comida basura') no ayudan a configurar una alimentación coherente con las necesidades y con la propia salud.

En cuanto al papel de los comedores escolares, Domínguez señala: "pocos niños se sientan a la mesa para desayunar, no hay tiempo o posibilidad de comer en casa y la cena se resuelve con frecuente improvisación. Como resultado, el único patrón a imitar para muchos niños es el de la comida escolar".

Para la pediatra, la idea clásica de la medicina que necesariamente 'combate' síntomas o enfermedades debería ser revisada. "La obesidad infantil no es una enfermedad a secas, es la manifestación estadística de una sociedad enferma que ha perdido la conexión natural e instintiva con algo tan primario y fundamental como es la alimentación".

"Hay en realidad mucha confusión acerca de lo que significa, lo que representa y lo que requiere alimentarse bien. Hay que dar mensajes claros y fáciles. Si el abanico de oportunidades va a seguir siendo el que es, adquirir un aprendizaje nutricional parece ineludible", concluye.

Ampliar noticia: http://www.farodevigo.es/vida-y-estilo/salud/2015/02/25/10-malos-habitos-nutricion-familiar/1191084.html

Visto 3031 veces

los campos marcados con (*) son requeridos. El código HTML no es válido.